mantrailing dog harness

El arnés mantrailing de JULIUS-K9®

está diseñado específicamente para buscar personas y seguir rastros como actividades de carrera y ocio.

Un arnés que es adecuado para actividades de carácter lúdico donde el perro es quien lidera. Durante el mantrailing, el perro busca una persona específica, siguiendo su olor único en cualquier área. En caso del Canicross y otras actividades deportivas que incluye correr con un arnés, el perro también va por delante de su dueño y puede tirar de este mientras sujete la correa. El modelo JULIUS-K9® de mantrailing fue diseñado específicamente para buscar personas y seguir rastros como actividades de carrera y ocio.

El arnés para perros, que se ajusta anatómicamente a la perfección con una anilla y ajuste elástico para la correa, proporciona una comodidad óptima para el perro, incluso cuando se ejerce una fuerza significativa al tirar de la correa. Durante la fase de diseño del arnés, nos centramos en garantizar que la presión se distribuye solo por el pecho del perro, en lugar de por el cuello.

El arnés de mantrailing fue desarrollado con la colaboración de los instructores de la Academia de Mantrailing de Budapest. Después de un período de prueba de 4 meses, el producto fue presentado en la primavera de 2017, en el Seminario INBTI.

Eligiendo el tamaño adecuado*
Talla M: para perros de 17 hasta 28 kg
Talla L – XL: para perros de 28 hasta 56 kg

*La elección del tamaño varía según la forma del cuerpo del perro: el tamaño L puede ser adecuado para perros de tamaño M con un cuerpo largo, en términos de peso y longitud de la circunferencia del pecho.

Colocando el arnés de mantrailing 
Al colocar el arnés de mantrailing, se puede situar al perro: entre nuestras piernas, mirando hacia delante sujetando el cuerpo del perro con nuestras rodillas, por delante de sus patas trasteras. En el caso de que al perro no le guste de esta manera, también se puede colocar desde un lado. Si al perro no le importa que el arnés se coloque por su cabeza, será suficiente con abrir las dos anillas del dorso y el lomo del perro. La correa que une el cuello con la almohadilla pectoral, se pasa por encima de la cabeza, para que los elementos cervicales y dorsales queden en la parte posterior del lomo del perro y para que la almohadilla pectoral se quede pegada al pecho. Por último, se unen las dos hebillas traseras a la parte trasera del arnés. Si al perro no le gusta que pase por encima de su cabeza, en el paso anterior la única diferencia sería que también habrá que abrir la hebilla de la parte cervical antes de ponerlo”.

Ajustando el arnés mantrailing
El borde superior de la almohadilla pectoral tiene que llegar hasta la parte más baja del cuello del perro; si está más alto, podría presionar la tráquea. Las correas unidas por la parte cervical, deben que ser ajustadas hasta que el borde superior de la almohadilla pectoral se encuentre a la altura correcta, en la que la almohadilla se quede ajustada al pecho. La distancia entre la parte del cuello y la parte trasera, se puede ajustar de acuerdo al gusto del dueño, pero no puede situarse más atrás que las dos patas traseras del perro. La parte posterior del arnés debe deslizarse hacia atrás, hasta que las correas de la parte posterior de la almohadilla pectoral no obstruyan el movimiento libre de las patas delanteras y por lo tanto eviten provocar heridas. Las correas tienen que ajustarse de manera que nuestra palma de la mano quepa entre el la parte posterior del arnés y el lomo del perro. No debe estar demasiado suelto, porque podría moverse hacia los lados durante el movimiento del perro. En posición estática, el arnés puede parecer demasiado flojo (la correa de unión, la parte cervical y la parte posterior podrán deslizarse ligeramente), pero esto no sucederá desde el momento en que el perro empiece a correr y a tirar del arnés ya que todas las correas y elementos se posicionaran en su lugar.

Seguridad
El ajuste elástico de la correa evita que las articulaciones, tanto del perro como de su dueño, sufran debido a tirones dañinos. Entonces el perro de búsqueda se libra de posibles tirones involuntarios de la correa. El arnés mantrailing está hecho para actividades de rastreo y búsqueda de personas al aire libre, donde el perro puede tirar de su dueño cómodamente (mantrailing, ciclismo, carreras lúdicas con el perro).

Mantrailing Outdoor Dog Harness Julius-K9®

Advertencias

• ¡Moviéndose hacia atrás, el perro podría escaparse del arnés! Preste atención cuando ajuste el arnés al cuerpo del perro.
• Si, mientras hace ejercicio, el perro se pone al lado o detrás de su dueño, asegure la correa al arnés, o coloque un mosquetón en cada anilla del arnés, uno en la parte delantera y otro en parte trasera.
• ¡Con este tipo de arnés no se puede levantar al perro!

JULIUS-K9® Mantrailing arnés – Demostración: Rastreo de personas

Colocando el arnés de mantrailing

Registro de modelo: U1700058 Registro de patente: P1700113