What are collars and dog harnesses for?

Hace un par de décadas, no existía duda alguna sobre qué ponerle a tu mascota, ya que las opciones se limitaban a usar un collar de cuero o una cadena. En cambio, a día de hoy, es fácil perderse entre tantas opciones, ya que no solo podemos elegir entre varios collares diferentes, sino también entre una gran variedad de arneses.

 

¿Para qué sirven los collares y los arneses para perros?

La función principal del collar es retener al perro en situaciones inesperadas, así como guiarlo y controlarlo con una correa en distancias cortas, durante las cuales el dueño del perro presta la máxima atención al ajuste y al uso agradable del equipamiento para el bienestar del perro. En el caso de perros más pequeños, cachorros, perros ancianos y ciertas razas (por ejemplo, en las razas tipo Bull), no se recomienda llevar un collar y una correa en un entorno estresante a menos que sea imposible usar un arnés para perros por razones de salud. Es recomendable evitar el uso del collar en casos con dificultades respiratorias, con desgaste en el pelo o con irritación de la piel del cuello.

Un arnés para perros es un dispositivo que consta en parte de correas que se utilizan para guiar, retener y levantar al perro utilizando mayoritariamente la fuerza de tracción. Durante su uso, el arnés cuida la zona del cuello y permite que el perro respire libremente tanto durante los paseos diarios como mientras practica deportes para perros con libertad de movimientos.

La función principal del arnés para perros es reemplazar al collar. El arnés ejerce menos tensión en el cuello del perro y facilita la respiración libre, mientras que permite al dueño controlar al perro de forma óptima.